Estar atentos a la voz de Dios.

Volveos a mi reprensión; He aquí yo derramaré mi espíritu sobre vosotros, Y os haré saber mis palabras.
Proverbios 1:23 (RV1960)

Cambiador del Mundo: Necesitamos amar la Palabra de Dios para poder escudriñarla, porque eso producirá una vida nueva en nosotros y dejará atrás nuestra actitud rebelde con la que llegamos a Cristo.
Todo el proverbio 1, debemos de estudiarlo, y hoy nos enfocaremos a lo que dice Dios: porque El clama en las calles, a las puertas de la ciudad, para que los simples y burladores, dejen de burlar y por eso los invita a escuchar atentos Su voz. Pero si Dios llama y nadie escucha y extiende Su mano y nadie atiende, El nos advierte que tristemente habrá calamidad y no habrá nada que la detenga, porque será como un torbellino y entonces aunque lo busquen, El ya no responderá y tampoco lo hallarán, porque es el fruto de aborrecer Su sabiduría y no querer escuchar el consejo de Dios, ni tener temor reverente a El.
No debemos prestar nuestros oídos y escuchar consejos que están en contra de la Palabra de Dios, ni siquiera codiciar la prosperidad de los necios, porque eso nos corromperá.
Más el que oyere atentamente la voz de Dios, habitará confiadamente y vivirá tranquilo sin temor del mal, por cuanto recibió la Palabra de Dios y la puso dentro de su corazón y decidió estar atento con su oído a la sabiduría y prudencia del Altísimo (Proverbios 1:20-32).
*Bajo ningún motivo deseemos escuchar lo que no edifica porque Dios quiere un pueblo que lo ame, honre y obedezca y Su gracia siempre estará dispuesta para todo aquel que tenga fe en Jesús. El que se entregue a Cristo vivirá como los que sueñan y no temerá mal alguno, porque Dios peleará sus batallas y lo librará de todos sus enemigos.
Hoy es tu día de salvación si te entregas a Jesús para que El sea tu esperanza de gloria y tu victoria para cambiar el mundo (Romanos 10:8-13, Colosenses 1:27, 1 Corintios 15:10, 57). Aleluya.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *