Nuestro amor por los hermanos

Siempre orando por vosotros, damos gracias a Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo,  habiendo oído de vuestra fe en Cristo Jesús, y del amor que tenéis a todos los santos,  a causa de la esperanza que os está guardada en los cielos, de la cual ya habéis oído por la palabra verdadera del evangelio.
Colosenses 1:3-5 (RV1960)

Cambiador del Mundo: Es una prioridad que los hijos de Dios vivan de rodillas y con los brazos levantados a los cielos, orando sin cesar y dando gracias a Dios por la gracia que nos salvó y que nos promete la vida eterna en los cielos con nuestro Señor Jesucristo.
Siempre debemos reconocer que es un milagro que cada uno de nosotros los cristianos que hemos nacido de nuevo, Dios nos haya apartado y escogido desde el vientre de nuestra madre, para ser salvos (Salmo 139).
*Los hijos de Dios que antes estábamos envueltos en delitos y pecados, ahora por causa de nuestro arrepentimiento y haber creído en Jesús, la fe en Cristo nos llevó a recibir la sobre abundante gracia de Dios y hoy estamos libres de las cadenas del pecado y guardados por la santidad de Jesucristo en nosotros (Romanos capítulo 5).
Por todos estos milagros que Dios ha obrado en nosotros, y aun por cuanto El cambió nuestro corazón de piedra y puso el Suyo de carne, (Ezequiel 36:26-27) es que ahora nosotros podemos conocer el verdadero amor que todo lo cree, todo lo sufre, todo lo espera, todo lo soporta, y no se goza de la injusticia, más se goza de la verdad que es Cristo, y ese es el amor que Dios ha puesto en nosotros para amar a nuestros hermanos y también es un fruto del Espíritu Santo por la gracia de Dios en nosotros.(1 Corintios 13:1-7)
Hoy es tu día de salvación y de que Dios te declare Su hijo si te entregas hoy a Cristo (Romanos 10:8-13).
Cristo en nosotros nuestra esperanza de gloria y nuestra victoria para cambiar el mundo (Colosenses 1:27, 1 Corintios 15:10, 57). Aleluya.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *