Que nuestro gozo y vida dependan exclusivamente de Dios

Porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo. Romanos 14:17 (RVR1960)

Cambiador del Mundo: Requerimos como cristianos nacidos de nuevo, que aprendamos a depender total y plenamente del gozo del Señor porque Él lo ha puesto en nosotros a través del Espíritu Santo como nos enseña el Apóstol Pablo en el libro a los Gálatas 5:22 señalándonos que el gozo es un fruto del Espíritu. *Nuestra promesa es la que la Biblia enseña de que el gozo del Señor es nuestra fortaleza y por eso hoy más que nunca aprenderemos a orar día a día que Dios no permita que nada ni nadie nos robe Su gozo en nuestro corazón (Nehemías 8:10). Como leemos en nuestro versículo que encabeza nuestro devocional este día: El reino de Dios no es comida ni bebida, sino recibir la justicia, la paz y el gozo del Señor a través de Su Espíritu Santo, porque el que en esto sirve a Dios, agrada a Dios y es aprobado por todos (Romanos 14:17-18 ). También Pablo nos enseña que el Dios de esperanza nos llenará de todo gozo, de Su paz y de Su fe, para que abundemos en esperanza por medio del poder del Espíritu Santo. Aquí vemos que toda obra de Dios en nosotros empieza derramando Su gozo, Su paz y Su fe en nuestros corazones, por lo que nada debe de turbarnos y preocuparnos si Dios nos ha dado estas promesas. El desafío es poner nuestra fe absolutamente en Dios para que nunca dudemos aunque las circunstancias generen vientos adversos que también con nuestro gozo y nuestra fe, Jesús puede detener (Mateo 8:23-27). Hoy es el día de abrirle a Jesús la puerta de nuestro corazón para ser salvos (Romanos 10:8-13). Cristo en nosotros la esperanza de gloria y nuestra victoria que por Su gracia cambia el mundo (Colosenses 1:27, 1 Corintios 15:10, 57). Aleluya.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *