Tiempo de llorar y tiempo de reír

Hay un tiempo señalado para todo, y hay un tiempo para cada suceso bajo el cielo: tiempo de nacer, y tiempo de morir; tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo plantado; tiempo de matar y tiempo de curar; tiempo de derribar, y tiempo de edificar; tiempo de llorar, y tiempo de reír; tiempo de lamentarse, y tiempo de bailar. Eclesiastés 3:1-4 (LBLA)

Cambiador del Mundo: Todo tiene su tiempo aquí en la tierra y debajo del cielo y por eso es necesario que toda persona pueda reconocer la época que le está tocando vivir y revisar con la Palabra de Dios si está viviendo conforme a la voluntad del Altísimo, con la esperanza de que un día estará en los cielos para recibir su corona y pasar la eternidad con El. Con tristeza vemos que el mundo continuamente rechaza el sacrificio de Jesús en la cruz y aun hace burla y escarnio contra la Iglesia de Cristo que está tratando de vivir una vida bajo la gracia, amor y promesas del Hijo de Dios. El mundo cree que los setenta u ochenta años de vida aquí en la tierra, será todo el tiempo que tiene el hombre para vivir y que después todo se acabará. Pero la Biblia no dice eso porque todos aun los cristianos nos presentaremos delante del Tribunal de Cristo (2 Corintios 5:10) y los no cristianos al Juicio del Trono Blanco de Dios (Apocalipsis 20:11-15), y ahí cada quien dependiendo de su decisión aquí en la tierra dará cuenta de su vida y recibirá su justa recompensa, unos para vida eterna y otros para condenación y muerte eterna. *Por lo tanto aprendamos como cristianos nacidos de nuevo a reír y a disfrutar nuestro paso por esta vida caminando con Cristo y aspirando a una eternidad en Su presencia. Hoy es el día de tomar la decisión (Romanos 10:8-13). Que la gracia de Dios nos dirija para que Cristo sea por siempre en nosotros la esperanza de gloria y nuestra victoria para cambiar el mundo (Colosenses 1:27, 1 Corintios 15:10, 57). Aleluya.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *