Jesús el Mesías

Y al oír Juan, en la cárcel, los hechos de Cristo, le envió dos de sus discípulos, para preguntarle: ¿Eres tú aquel que había de venir, o esperaremos a otro? Respondiendo Jesús, les dijo: Id, y haced saber a Juan las cosas que oís y veis. Los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos son limpiados, los sordos oyen, los muertos son resucitados, y a los pobres es anunciado el evangelio; y bienaventurado es el que no halle tropiezo en mí.
Mateo 11:2-6  (RVR1960)

Cambiador del Mundo: Aun Juan el Bautista, cuando fue llevado preso, mandó a su gente para preguntarle a Jesús si El era el Mesías verdadero. Y Jesús les aclaró acerca de todos los milagros que habían estado ocurriendo por varios lugares por donde El caminaba, y al final hace una advertencia diciendo: Bienaventurado aquel que no halle tropiezo en mi.
Si Juan el Bautista que era el primo de Jesús, y era también el que lo había bautizado, ¿Cómo es que tuvo duda de la identidad del Hijo de Dios?. Eso solo lo podemos entender por causa de que estaría muy atribulado en la prisión, y preguntándose el por qué estaba preso, si lo único que había hablado era la verdad.
Pero Dios lo permitió y no podemos nosotros tratar de razonar esa prueba que estaba atravesando Juan.
*Cuánto mas debemos de estar alertas de que los acontecimientos que nos rodean no nos traigan dudas y temores que pueda provocar el apartarnos de Dios, porque también nosotros podemos testificar que hemos visto que los ciegos ven, los cojos y leprosos son sanados y limpiados, los sordos oyen, y aun muchos que estábamos muertos espiritualmente, ahora estamos vivos por la gracia de Dios.
Cristo te ama y quiere salvarte el día de hoy (Romanos 10:8-13).
Cristo en nosotros nuestra esperanza de gloria y nuestra victoria que por Su amor y gracia nos permite predicar el Evangelio para cambiar el mundo (Colosenses 1:26-27, 1 Corintios 15:10, 57, Mateo 28:19-20, Juan 15:12-13). Aleluya.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *