La persecución a verdaderos cristianos

Y guardaos de los hombres, porque os entregarán a los concilios, y en sus sinagogas os azotarán; y aun ante gobernadores y reyes seréis llevados por causa de mí, para testimonio a ellos y a los gentiles. Más cuando os entreguen, no os preocupéis por cómo o qué hablaréis; porque en aquella hora os será dado lo que habéis de hablar. Porque no sois vosotros los que habláis, sino el Espíritu de vuestro Padre que habla en vosotros.

Mateo 10:17-20 (RVR1960)

Cambiador del Mundo: En esa época Jesús les estaba advirtiendo a Sus discípulos todas las cosas que les sobre vendrían por predicar Su Evangelio, y obviamente el propósito de decirle estas cosas era para que se prepararan para no tener miedo y con valor cumplieran el propósito en todas partes anunciando las buenas nuevas de Jesús. Dos mil años después al día de hoy, Jesús nos sigue hablando de la misma manera y nos está exhortando a los cristianos nacidos de nuevo, que también caminemos por encima de nuestros temores y prediquemos hasta el último lugar de la tierra la Palabra de Dios. Pues Jesús profetizó no solamente para esa época sino para el final de los tiempos que es lo que ahora nosotros estamos viviendo. Cada vez que se levanta la tiniebla a querer intimidar a los cristianos, provoca que el poder de Dios se manifieste de manera muy especial en todos los que amamos a Jesús y que estamos llevando Su Palabra día con día (Colosenses 1:19-23). *Creerle a Jesús sabiendo que estamos guardados por el poder del Espíritu Santo, nos hará vasos de barro útiles en Su propósito de ganar almas para Su Reino (2 Corintios 4:7). Cristo te ama y quiere salvarte y enviarte a predicar Su Palabra, hoy es el día (Romanos 10:8-13). Cristo en nosotros nuestra esperanza de gloria y nuestra victoria que por Su amor y gracia nos permite predicar su Evangelio y cambiar el mundo (Colosenses 1:26-27, 1 Corintios 15:10, 57, Mateo 28:19-20, Juan 15:12-13). Aleluya.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *