Persecuciones a los discípulos de Cristo

He aquí, yo os envío como a ovejas en medio de lobos; sed, pues, prudentes como serpientes, y sencillos como palomas.
Mateo 10:16 (RVR1960)

Cambiador del Mundo: Un verdadero siervo de Dios que ha nacido de nuevo del agua y del Espíritu, tendrá que atravesar por estas pruebas y pedir fortaleza a Dios para que su fe no decaiga. El mundo está abrazando el engaño y las tinieblas y por lo tanto está renuente a querer escuchar del Evangelio de Cristo y prefieren sacar sus propios consejos que son totalmente opuestos a la Palabra santa y perfecta de Dios. A Jesús nada de esto le sorprende porque Él sabía que estos tiempos llegarían, como ahora está sucediendo. A los verdaderos cristianos no se les recibiría ni oirían sus palabras en muchos lugares a los que acudieren a predicar y por eso el Señor dijo que sería más tolerable el castigo para la tierra de Sodoma y Gomorra que para aquella ciudad o nación (Mateo 10:14-15). *Cuando una persona está totalmente cansada de vivir en el engaño del pecado, es que dobla sus rodillas y se entrega a Jesús, pero tiene que suceder que aborrezca su vida pasada, se arrepienta y le confiese todos sus pecados al Señor. Esta convicción que siente y se le revela a un pecador, también es un regalo de parte del Espíritu Santo de Dios, porque Él es el que nos da convicción de pecado y de toda obra mala y también es el que pone en nosotros el querer como el hacer por Su buena voluntad (Juan 16:8-11, Filipenses 2:13-15). Cristo te ama y hoy es tu día de salvación, si te rindes a Él (Romanos 10:8-13). Cristo en nosotros nuestra esperanza de gloria y nuestra victoria que por Su amor y gracia nos permite predicar el Evangelio para cambiar el mundo (Colosenses 1:26-27, 1 Corintios 15:10, 57, Mateo 28:19-20, Juan 15:12-13). Aleluya.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *