Promesa del nacimiento del Salvador del Mundo

Porque un niño nos ha nacido, un hijo nos ha sido dado, y la soberanía reposará sobre sus hombros; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Poderoso, Padre Eterno, Príncipe de Paz. El aumento de su soberanía y de la paz no tendrá fin sobre el trono de David y sobre su reino, para afianzarlo y sostenerlo con el derecho y la justicia desde entonces y para siempre. El celo del Señor de los ejércitos hará esto.
Isaías 9:6-7 (LBLA)

Cambiador del Mundo: El Profeta Isaías habló acerca del nacimiento de nuestro Señor Jesucristo el Hijo de Dios, y advirtió que no siempre habría oscuridad ni angustia, porque el pueblo que andaba en tinieblas vería gran luz y los que moraban en tierra de sombra de muerte, la luz le resplandecería sobre ellos. El Salvador de este mundo rompería en ellos su pesado yugo y quitaría toda opresión sobre sus hombros. Por eso es necesario que nosotros los cristianos nacidos de nuevo, podamos leer e involucrarnos íntimamente con las Escrituras, para poder apropiarnos de todas las promesas que Dios nos da a Su pueblo que por supuesto ahora también es la Iglesia que cree en el Hijo de Dios que es Jesús. Todos los nombres escritos para el Hijo de Dios y la promesa de Su Imperio y la paz que El establecerá sobre la tierra, no tendrán límite, pues se sentará sobre el trono de David disponiéndolo y confirmándolo y obrando Su justicia de ahora y para siempre. El mundo ni siquiera entiende que vendrá el arrebatamiento de la Iglesia para celebrar en los cielos las Bodas del Cordero y después Jesús regresará a la tierra a establecer Su Reino y toda rodilla se doblará y toda lengua confesará que Él es el Señor (Romanos 14:11, Apocalipsis capítulos 19 y 20). Hoy es el día si aún no lo has hecho, que recibas a Jesús en tu corazón y lo invites a ser tu Rey y Señor, porque Él es nuestra esperanza de gloria y nuestra victoria que por gracia cambia el mundo (Romanos 10:8-13, Colosenses 1:26-27, 1 Corintios 15:10, 57). Aleluya.

Photo by Joanna Kosinska on Unsplash

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *