Los que reciben consejo tienen sabiduría

Por la soberbia solo viene la contienda, mas con los que reciben consejos esta la sabiduría. Proverbios 13:10 (LBLA)

Cambiador del Mundo: Hay una gran diferencia entre las personas que han cerrado su corazón a Dios a causa de su soberbia, y las personas que han abierto al Señor su vida y Él los ha llenado de Su sabiduría, porque eso es lo que disfrutamos todos los cristianos que hemos nacido de nuevo. Fuimos escogidos y predestinados por gracia, porque nada de lo que ahora tenemos, fue producto de nuestras propias obras de justicia. Estamos viviendo en una época difícil y Dios nos demanda brillar en un mundo de tinieblas, sabiendo que Jesús nos permitió conocerle y abrazar Su Palabra y caminar de regreso al Padre, porque Cristo mismo es el camino, la verdad y la vida (Juan 14:6). Pablo en su segunda carta a los Tesalonicenses, nos advirtió claramente que estemos atentos para no ser engañados por tanta iniquidad y aun señales engañosas, pues ellas se levantan en contra de Dios y por lo tanto es nuestra responsabilidad discernir lo bueno de lo malo. Nosotros como hijos de Dios, debemos dar gracias a Él ya que nos escogió desde el principio para salvación y nos santificó por medio de Su Espíritu Santo y por nuestra fe en la verdad (2 Tesalonicenses capítulo 2). También señaló que todo hombre prudente que recibe consejo debe de orar sin cesar para que el Cuerpo de Cristo se fortalezca y haga que la Palabra del Señor, sea esparcida y glorificada por todas las naciones. Fiel es el Señor porque Él nos afirmará y guardará del mal (2 Tesalonicenses 3:1-3). Si todavía tú no has hecho una decisión de recibir a Jesús como tu Señor y Salvador, hoy es el día de confesarle todos tus pecados y pedirle que El entre a tu vida para que sea tu Rey y Señor (Romanos 10:8-13). Cristo en nosotros la esperanza de gloria y nuestra victoria que por Su gracia nos permite cambiar el mundo (Colosenses 1:26-27, 1 Corintios 15:10, 57). Aleluya.

 

Photo by Priscilla Du Preez on Unsplash

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *