Seamos diligentes en correr nuestra carrera

Así que, hermanos, sed tanto más diligentes para hacer firme vuestro llamado y elección de parte de Dios; porque mientras hagáis estas cosas nunca tropezaréis.
2 Pedro 1:10 (LBLA)

Cambiador del Mundo: Muchos de nosotros nos hemos pasado la vida peleando por nuestra diligencia en las cosas materiales y profesionales de este mundo, pero pocos de nosotros nos hemos enfocado a revisar nuestra diligencia en la carrera cristiana que nos ha tocado vivir, sabiendo que al final de ella, nos está guardada una corona y la vida eterna con Dios en los cielos (2 Timoteo 4:8).
*Desde el día que fuimos llamados por Dios y nos entregamos a Jesús, podemos percatarnos de que nuestra vida dio un giro de 180º y por la gracia de Dios todo lo que antes hacíamos o decíamos, fueron borrándose de nuestra mente y corazón, para que ahora las palabras de nuestra boca sean santas, que edifiquen la vida de quienes nos escuchan y sobre todo que glorifiquen a nuestro Señor Jesucristo y el Reino de Dios.
Así como nos hemos preocupado por mejorar en nuestras condiciones de vida durante nuestro paso aquí en la tierra, es necesario que pongamos en primer lugar el Reino de Dios y Su justicia (Mateo 6:33) porque como dice el Apóstol Pedro en los versículos de hoy, tenemos que afirmar nuestra vocación y llamado para que Dios nos guarde de no caer jamás. Y además sabiendo que de esta manera Dios nos otorgará amplia y generosa entrada en Su Reino Eterno, donde nos recibirá también nuestro Señor y Salvador Jesucristo (2 Pedro 1:11).
Como cristianos nacidos de nuevo, pidámosle a Dios que Su Espíritu Santo en nosotros, haga esta obra para ser llenos de la plenitud y el carácter de Cristo, el cual nos guardará hasta el último día de nuestra carrera aquí en la tierra.
Hoy es tu día de salvación si te entregas a Jesús (Romanos 10:8-13).
Cristo en nosotros nuestra esperanza de gloria y nuestra victoria que cambia el mundo (Colosenses 1:27, 1 Corintios 15:10, 57). Aleluya.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *