¿Discípulos o Seguidores?

Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, éste la salvará. Pues ¿qué aprovecha al hombre, si gana todo el mundo, y se destruye o se pierde a sí mismo?  Lucas 9:23-25 (RVR1960)

Cambiador del Mundo: Hoy nosotros entenderemos que no es lo mismo ser un discípulo de Cristo que solamente un seguidor, ya que el verdadero discípulo está pagando el precio de su llamado, esta cargando su cruz, que se puede entender como el hecho de que ha tomado la decisión de no vivir para sí mismo y está diariamente siguiendo a su Maestro que es Jesús.
El desafío con el que vive un discípulo de Cristo es la asechanza de este mundo sobre su vida, para tentarlo y ofrecerle al igual que sucedió con Jesús los tesoros y las riquezas temporales que no tendrán ningún valor ni siquiera se podrán llevar el día que nos presentemos ante el tribunal de Cristo (2 Corintios 5:10, Romanos 14:10).
Las últimas palabras de Jesús a los Apóstoles fueron que predicaran el Evangelio e hicieran discípulos por todas las naciones, bautizándolos en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles que obedecieran todas las cosas que Jesús les había mandado (Mateo 28:19-20).
*No seamos pues solamente seguidores ni de los que asistimos a la iglesia una vez por semana por interés personal, ni por curar nuestra conciencia, porque el Señor mira nuestros corazones y nuestras verdaderas intenciones y aprendamos que ni siquiera el diezmar nos hace discípulos, sino solamente un verdadero arrepentimiento, conversión y una entrega que nos consagre a Jesús.
Hoy es el día de dejar de ser seguidores y pedirle a Jesús que Su gracia nos trasforme en Sus verdaderos discípulos (Romanos 10:8-13).
Cristo en nosotros la esperanza de gloria y nuestra victoria que cambia el mundo (Colosenses 1:27, 1 Corintios 15:10, 57). Aleluya.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *