Consagrándonos a Jesús

El que halla su vida, la perderá; y el que pierde su vida por causa de mí, la hallará.
Mateo 10:39 (RVR1960)

Cambiador del Mundo: Este pequeño versículo nos enseña claramente que la persona que viva para sí misma, para agradarse y para caminar en sus propios planes, disfrutando según él de esta vida, cuando terminen sus días aquí en la tierra, se presentará ante el Tribunal de Cristo y se dará cuenta de que todo el tiempo que vivió en la tierra, fue inútil y una gran pérdida para él. Pero la persona que decide derramar su vida para servir a Jesucristo, ese cuando se presente ante el Tribunal de Cristo, escuchará de la boca del Señor, bien hecho siervo fiel, pasa a disfrutar de la vida eterna (Mateo 25:23). Jesús predicó acerca de la importancia de que podamos entender que hoy es el día de buscar ser ovejas del Reino de Dios y no ser cabras y El define este llamado para aquellas personas que se dedican a servir y bendecir a su prójimo. Pendientes de sus necesidades, de sus tristezas y dolores, de sus fracasos, de sus éxitos, pero sobre todo de su salvación, porque finalmente eso es lo único que contará como nuestro trabajo aquí en la tierra, ganar muchas almas para Cristo (Mateo 25:31-46). *Pidámosle a Dios que nada nos detenga de ser un testimonio de vida cristiana para todos aquellos que nos conozcan. Que puedan identificar que la Palabra del Altísimo vive en nosotros y no es nada religioso sino vida y esperanza. Que nada nos desvíe de nuestra relación con Dios y de nuestra responsabilidad y llamado a predicar el Evangelio, sobre todo en esta época donde se han cerrado muchas iglesias, por lo tanto prediquemos donde tengamos oportunidad. Cristo te ama y quiere perdonarte y regalarte vida eterna, entrégate a El hoy (Romanos 10:8-13). Cristo en nosotros nuestra esperanza de gloria y nuestra victoria que por Su amor y gracia nos permite predicar el Evangelio para cambiar el mundo (Colosenses 1:26-27, 1 Corintios 15:10, 57, Mateo 28:19-20, Juan 15:12-13). Aleluya.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *