Jesús y las tempestades

Y entrando él en la barca, sus discípulos le siguieron. Y he aquí que se levantó en el mar una tempestad tan grande que las olas cubrían la barca; pero él dormía. Mateo 8:23-24 (RVR1960)

Cambiador del Mundo: En esta historia vemos a Jesús tranquilo dormitando en una barca que estaba siendo ferozmente atacada por una tormenta en el mar de Galilea y esto ocasionó que los discípulos se llenaran de miedo y vinieran a Él y le despertaran suplicándole que los salvara o morirían. Pero el Señor tranquilamente les preguntó: Por qué temen hombres de poca fe? Y levantándose el Señor reprendió a los vientos y al mar y se hizo gran bonanza (Mateo 8:25-26). Estos hechos no solamente sucedieron en el pasado sino que se pueden repetir en cada uno de nosotros, y es por eso que necesitamos saber que podemos acudir a Jesús para que el refrene las tempestades de nuestra propia vida. Aunque por supuesto serán peores si nosotros todavía no le hemos rendido nuestra vida a Él. Pero si nosotros ya somos cristianos nacidos de nuevo, y estamos viajando en la misma barca que nuestro Señor, (hablando espiritualmente) sabemos con certeza que podemos recurrir a Él, aunque lo que el Señor quiere es que tengamos la fe necesaria para que proclamemos Su Palabra, y los vientos que nos están golpeando se detengan y venga gran bonanza para nosotros. *Todo lo podemos en Cristo que nos fortalece y esa es la promesa de hoy para todos los que estamos navegando en este mundo, que está lleno de tempestades que quieren desanimar y derrumbar nuestra fe, pero el Señor lo sabe y no lo permitirá porque Él es el capitán de nuestra vida (Filipenses 4:13). Cristo te ama, déjale guiar el timón de tu vida, permítele ser tu Rey y Señor (Romanos 10:8-13). Cristo en nosotros nuestra esperanza de gloria y nuestra victoria que por Su amor y gracia nos permite predicar Su Evangelio y cambiar el mundo (Colosenses 1:26-27, 1 Corintios 15:10, 57, Mateo 28:19-20, Juan 15:12-13). Aleluya.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *