Hagamos tesoros en el cielo

No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.
Mateo 6:19-21 (RVR1960)

Cambiador del Mundo: Por supuesto que solamente un cristiano nacido de nuevo, puede entender lo que Jesús nos está hablando en estas Escrituras, porque el hombre natural vive afanado en todo lo que el mundo ofrece y no se percata que todas estas riquezas son vanas y ninguna de ellas se podrán llevar al cielo el día que se presenten ante al Tribunal de Cristo (2 Corintios 5:10). El Apóstol Pablo le enseñó a Timoteo que la raíz de todos los males es el amor al dinero y el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe y fueron traspasados de muchos dolores, porque quienes quieren enriquecerse caen en tentación y lazo y en muchas codicias necias y dañinas que unen a los hombres en destrucción y perdición. Por eso Pablo exhortó a Timoteo a huir de estas cosas y seguir la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia y la mansedumbre (1 Timoteo 6:9-11). Pero gran ganancia es el corazón piadoso acompañado de contentamiento, porque nada hemos traído a este mundo y sin duda nada podremos llevarnos. Así que teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto (1 Timoteo 6:6-8 ). *Jesús nos invita a hacernos tesoros en los cielos (ganar almas para Su Reino), donde la polilla no puede corromper las riquezas y donde los ladrones tampoco pueden hurtarlas. Porque donde esté nuestro tesoro, ahí también estará nuestro corazón. Cristo te ama y quiere entrar a tu vida para ser tu Rey y Señor (Romanos 10:8-13). Cristo en nosotros nuestra esperanza de gloria y nuestra victoria que por Su amor y gracia nos permite predicar el Evangelio para cambiar el mundo (Colosenses 1:26-27, 1 Corintios 15:10,57, Mateo 28:19-20, Juan 15:12-13). Aleluya.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *