Promesa a Abraham del nacimiento de Isaac.

Pero Dios dijo: No, sino que Sara, tu mujer, te dará un hijo, y le pondrás el nombre de Isaac; y estableceré mi pacto con él, pacto perpetuo para su descendencia después de él. Génesis 17:19 (NBLA)

Cambiador del Mundo: Cuando nos enamoramos de la vida de Jesús que vino a la tierra a darnos perdón, salvación y vida eterna, El nos abre nuestro entendimiento para recibir Su Palabra llena de promesas y esperanza para aquellos que se rinden a El.
Por eso todos nosotros debemos de desear en nuestro corazón y clamarle a Dios por esta fe como la de Abraham que sin importar las circunstancias de que el tenía cien años, y su esposa alrededor de ochenta y cinco, ellos creyeron en lo que Dios les dijo en cuanto a que tendrían un hijo varón y lo llamarían Isaac. Y Dios confirmaría Su pacto perpetuo para sus descendientes después de él.
Por supuesto que también Sarah se rio el día que escuchó que Dios le mandaría un hijo, porque ella se veía físicamente envejecida y veía también a su esposo de muchos años.
Entonces Dios habló nuevamente con Abraham y le hizo ver que aunque Sarah se había reído, ella daría a luz aunque estaba avanzada en años.
*Muchas veces también Dios nos está hablando y necesitaremos una fe que no le de lugar a la duda y este tipo de fe solo puede provenir de nuestro Señor Jesucristo. No caminaremos por vista todos aquellos que nos hemos declarado cristianos nacidos de nuevo, sino que nos guiaremos de las promesas escritas en la Biblia y de que Dios siempre cumplirá Su Palabra en todos aquellos que le creen (Génesis capítulos 17 y 18).
Dios nos esta llamando a predicar estas buenas nuevas para que muchas personas se conviertan a Cristo, hoy es el día de salvación (Romanos 10:8-13).
Cristo en nosotros nuestra esperanza de gloria y nuestra victoria que por gracia nos permite predicar para cambiar el mundo (Colosenses 1:26-27, 1 Corintios 15:10, 57). Aleluya.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *