Los que obran fielmente agradan a Dios

Ningún daño sobreviene al justo, más los impíos están llenos de pesares. Los labios mentirosos son abominación al Señor, pero los que obran fielmente son su deleite.

Proverbios 12:21-22 (LBLA)

Cambiador del Mundo: Vivir sin Dios provoca que nuestro corazón se llene del engaño de este mundo, siguiendo el consejo de los que siempre están tramando el mal. Pero aquel que se rinde a Jesús, su vida será guardada bajo la sombra del Altísimo y su testimonio será perfume agradable al Señor. Siempre tenemos que pensar los que ya caminamos de la mano de nuestro Señor Jesucristo, que podemos entender estas palabras porque el Espíritu Santo nos las ha revelado, pero si no estuviéramos en los brazos de Jesús, no entenderíamos nada de los que es ser guardados bajo la sombra y protección divina. La Biblia nos enseña que si habitamos al abrigo de Dios nuestro Padre, moraremos bajo la sombra del omnipotente, viviremos llenos de esperanza y anclados sobre la roca porque es en Dios en quien hemos confiado. Por lo tanto Él nos librará del lazo del cazador, de toda plaga destructora, debajo de Sus alas estaremos seguros, escudo y adarga es nuestra verdad y tampoco temeremos el terror nocturno. Podrán caer a un lado mil y al otro lado diez mil, más a nosotros no nos llegará el ataque, porque seremos guardados por Dios y podremos ver en cambio la recompensa de los impíos (Salmos 91). Esto quiere decir que las promesas de Dios que son el sí y el amén, quieren preservar nuestra vida y que podamos correr nuestra carrera aquí en la tierra y terminarla en bendición, para recibir en la eternidad nuestra corona (Hechos 20:24, 1 Pedro 5:4, Hebreos 12:1, 2 Timoteo 4:7-8 ). Pongamos nuestra absoluta confianza en Jesús, porque Él es nuestra esperanza de gloria y nuestra victoria que por Su gracia nos permite cambiar el mundo (Colosenses 1:26-27, 1 Corintios 15:10, 57). Aleluya.

 

Photo by Helena Lopes on Unsplash

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *