Dios envía bendiciones sobre el justo

Hay bendiciones sobre la cabeza del justo, pero la boca de los impíos oculta violencia. La memoria del justo es bendita, pero el nombre del impío se pudrirá.
Proverbios 10:6-7 (LBLA)

Cambiador del Mundo: Hay bendiciones sobre la cabeza del hombre justo, que son aquellos que se han entregado a Jesús, pero también hay maldiciones sobre los impíos, porque ellos participan del pecado de este mundo. La Biblia nos enseña que la memoria del hombre justo, es bendita, pero el nombre de los impíos, se corromperá y no será recordado por nadie. Es una decisión del corazón de cada persona el determinar lo que va a hacer con su vida a partir del momento en el que ella sabe que Dios la está buscando para regalarle salvación y vida eterna (Apocalipsis 3:20, Romanos 10:8-13), y mencionamos esto porque es un testimonio de muchos cristianos nacidos de nuevo que primero alguien les predicó de Cristo y rechazaron esa primera invitación para ser salvos, y tuvieron que atravesar por muchas tribulaciones y varios años de vida, para que al fin algunos de ellos se rindieran a nuestro Señor Jesucristo. El Espíritu Santo siempre está buscando un corazón que lo reciba y que quiera ser Su Templo (2 Corintios 6:16-18), el problema es que estamos en un mundo que también demanda enamorarse de él y servirlo, y para alguien que nunca ha leído la Biblia ni tiene la menor idea de lo que es la salvación y la vida eterna, le es prácticamente imposible darse cuenta de que necesita un salvador y de que no hay otro camino de regreso al Padre, sino a través de Su Hijo Jesucristo (Juan 14:6). Decidamos hoy los que ya conocemos a Jesús y estamos disfrutando de nuestra relación con Él, predicar el Evangelio y ganar muchas almas para el Reino de Dios, porque siempre contaremos con la ayuda de Jesús, porque Él es nuestra esperanza de gloria y nuestra victoria que por Su gracia nos permite cambiar el mundo (Colosenses 1:26-27, 1 Corintios 15:10, 57). Aleluya.

 

Photo by Davide Cantelli on Unsplash

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *