El clamor constante de la sabiduría de Dios.

La sabiduría ha edificado su casa, ha labrado sus siete columnas; ha preparado su alimento, ha mezclado su vino, ha puesto también su mesa; ha enviado a sus doncellas, y clama desde los lugares más altos de la ciudad. Proverbios 9:1-3 (LBLA)

Cambiador del Mundo: El clamor constante de la sabiduría de Dios sobre nosotros, debe llevarnos a rendir plenamente nuestro corazón a Él. Si volvemos a revisar este libro de Proverbios, todos los capítulos están dedicados a exhortarnos a abrazar la sabiduría del Altísimo, para poder caminar en paz, gozo, amor, libertad, prosperidad y alcanzar el propósito para el cual Dios nos creó. No debemos rechazar este llamado de Dios, para que nuestra vida no se llene de dolor, soledad y quebranto, porque ahora que estamos leyendo la Biblia, entendemos que el gran amor de Dios, nos ha provisto del único camino para regresar a El: nuestra fe en Su Hijo Jesucristo. Como cristianos nacidos de nuevo, pidámosle a Jesús que ponga en nuestro corazón, ser fieles discípulos de El para que nuestra vida dependa totalmente de nuestra relación con Dios, porque a eso nos llaman las Escrituras. Por lo tanto nuestro levantar, caminar, pensar y actuar, tienen que estar sujetos al Espíritu Santo y por supuesto a la Palabra bíblica, para que no caigamos en la trampa de este mundo que a lo bueno llama malo y a lo malo llama bueno (Isaías 5:20). Librémonos de ser sabios en nuestros propios ojos y de ser prudentes según nuestro criterio, porque todo eso lo aborrece Dios (Isaías 5:21). Que Cristo sea en nosotros nuestra esperanza de gloria y que Su Palabra se vuelva vida en nuestro diario vivir, deleitándonos y alimentándonos de ella para que la gracia de Dios nos de la victoria y podamos ganar muchas almas para el Reino de los Cielos y que ese mismo testimonio como Iglesia de Cristo, nos permita impactar y cambiar el mundo (Colosenses 1:26-27, 1 Corintios 15:10,57). Aleluya.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *