Él bendice la morada del justo

La maldición del Señor está sobre la casa del impío, pero Él bendice la morada del justo. Ciertamente Él se burla de los burladores, pero da gracia a los afligidos. El sabio heredará honra, pero los necios hacen resaltar su deshonra.

Proverbios 3:33-35 (LBLA)

Cambiador del Mundo: Para muchas personas que nunca han leído la Biblia, estas palabras parecen demasiado fuertes e inclusive muchos piensan que esto no está escrito en las Escrituras, porque no conocen a Dios ni mucho menos a nuestro Señor Jesucristo. Pero textualmente la maldición del Señor esta sobre la casa de los impíos, como también la bendición está sobre la morada del hombre justo. Todo el libro de Proverbios, nos muestra claramente el sentir del corazón de Dios y de la exhortación que nos hace a todos para recibir sabiduría y en muchos de los versículos, Él nos enseña que ha extendido Su mano para rescatar al perdido, pero no han querido escuchar Su voz, entonces también la Palabra nos enseña que cuando invoquen al Señor, quizá El ya no responderá, y aun cuando lo busquen con diligencia es probable que no lo hallen porque aborrecieron el conocimiento y no escogieron el temor reverente a Dios, ni quisieron aceptar Su consejo y despreciaron toda Su reprensión (Proverbios 1:24-33). Es importante saber que Dios envió a Jesús al mundo por el amor que tiene hacia toda la humanidad para que todo aquel que en El crea, no se pierda más tenga vida eterna (Juan 3:16). Por último solo el amor de Dios en nosotros puede derrumbar nuestro corazón de piedra que se resiste a entregarse a Dios (1 Corintios 13:1-8 ). Por lo tanto pidámosle a Jesús que ponga Su gracia en nosotros y que haga la obra de santidad que Él se propuso desde el principio para todos aquellos que Él llama y abren su corazón a El (Efesios capítulo 1 y 2, 1 Corintios 15:10). Cristo en nosotros la esperanza de gloria y nuestra victoria que cambia el mundo por la gracia de Dios en nosotros (Colosenses 1:26-27, 1 Corintios 15:57). Aleluya.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *