El hace la paz en tus fronteras

Porque ha reforzado los cerrojos de tus puertas; ha bendecido a tus hijos dentro de ti. El hace la paz en tus fronteras; te sacia con lo mejor del trigo.

Salmos 147:13-14 (LBLA)

Cambiador del Mundo: Dios guarda a toda nación que le entregue su vida y lo declare su Señor, tal como lo señalan estos dos versículos de la Biblia, que claramente nos dan la promesa de cuidar los cerrojos de nuestras puertas y de bendecir a nuestros hijos, de guardar en paz nuestras fronteras y de saciarnos con lo mejor de Su trigo. Por supuesto que esto también aplica a cada familia que le ha rendido su corazón a Dios y que ha confiado en nuestro Señor Jesucristo. Y eso es precisamente lo que en estos momentos se necesita, que la tierra levante sus ojos a los cielos y regrese a las sendas antiguas ya que es la única manera de que toda enfermedad o plaga sea quitada de en medio de nosotros (Jeremías 6:16). Ninguna nación va a gozar de paz verdadera y absoluta si no está caminado guardando la Palabra de Dios. No importa el ejército que pueda tener, ni sus armas de guerra, porque tal como hemos leído, solo Dios puede dar la paz que el mundo tanto desea y solo Dios puede saciar el hambre de cualquier país y derramar lo mejor del trigo. El anhelo de todo ser humano es que todo le vaya bien y que pueda disfrutar de la vida, pero esto será solo una fantasía si no están caminando bajo la voluntad y de la sombra del Altísimo (Salmos 91). Pues no creamos que podemos separar lo espiritual de la realidad, así que no habrá bendición si antes no hay redención, es decir si Cristo no perdona y sana una nación que se arrepienta. Seamos los mensajeros del Señor y anunciemos estas buenas nuevas, de que solo en Jesús tenemos victoria y solo Él puede darnos la verdadera paz, sanidad y gozo que tanto anhelamos. Cristo en nosotros la esperanza de gloria que puede guardar y cambiar este mundo (1 Corintios 15:57, Colosenses 1:27). Aleluya.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *