Somos mayordomos de Dios

Así, pues, téngannos los hombres por servidores de Cristo, y administradores de los misterios de Dios. Ahora bien, se requiere de los administradores, que cada uno sea hallado fiel.
1 Corintios 4:1-2 (RV1960)

Cambiador del Mundo: Cuando hablamos de mayordomía, no entendamos exclusivamente asuntos de dinero, porque en los versículos del día de hoy, se nos enseña que seamos tenidos por personas servidoras de Cristo y administradoras de los misterios de Dios, y que seamos fieles en estas tareas. No nos está hablando de dinero sino de los asuntos espirituales de Dios nuestro Padre nos ha encomendado, que tienen una gran responsabilidad e importancia eterna.
Es más fácil ser rico, que ser un verdadero hijo de Dios y un buen mayordomo, porque para ser rico solo hay que trabajar y trabajar duro, pero para ser un buen hijo de Dios hay que morir al Yo, crucificando nuestra carne, y poniendo a Dios en el primer lugar de nuestra vida, algo que es imposible para nosotros, pero posible para Dios.
Dios requiere que de todo lo que se nos ha dado, empezando por Sus promesas de salvación y vida eterna, nosotros podamos administrarlas por Su gracia, llevarlas hasta el último rincón de la tierra y predicarlas para que muchas almas sean ganadas y salvadas para el Reino de los Cielos.
Aun Dios dijo desde el principio al hombre y a la mujer que fructificaran y se multiplicaran, que llenaran la tierra, que la sojuzgaran y señorearan sobre toda la creación. Sabemos que el hombre y su mujer pecaron y ambos fueron echados del huerto y *ahora solo por la gracia de Dios los que hemos rendido nuestra vida a Cristo, se nos ha dado nuevamente el poder de Dios para cumplir con este mandato y poder ser fieles y buenos administradores de Su Reino.(Génesis 1:26-28)
Hoy es tu día de salvación si te rindes a Jesús (Romanos 10:8-13).
Cristo en nosotros la esperanza de gloria y victoria que cambia el mundo (Colosenses 1:27, 1 Corintios 15:10, 57). Aleluya.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *