Amar a Dios es vivir en obediencia a El

El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él; pero el que guarda su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado; por esto sabemos que estamos en él.1 Juan 2:4-5 (RV1960)

 

Cambiador del Mundo: El Apóstol Juan escribió con mucha profundidad acerca del amor de Dios hacia nosotros y de nosotros hacia El. Escuchó de Cristo las enseñanzas acerca del amor de Dios hacia él y hacia los discípulos, pues la voluntad de Dios Padre es que seamos uno con El, como Jesús lo era.Cristo declaró que El viviría en el corazón de nosotros así como Dios Padre vivía en El, porque esto nos perfeccionaría y mostraría que los hijos de Dios hemos recibido el mismo amor que le fue dado a nuestro Señor Jesucristo (Juan 17:22-24).Nosotros nos podemos declarar discípulos del Señor solamente si obedecemos sus mandamientos. Por lo que nadie puede decir que le conoce y tener como fruto una vida rebelde, porque entonces el tal sería mentiroso y la verdad de Dios no habita en él.Por eso necesitamos que la gracia de Dios esté en nosotros los hijos del Altísimo para poder permanecer firmes en nuestro testimonio y que nuestra vida muestre sin palabras frutos de un verdadero siervo del Señor.*El amor consiste en que Dios nos amó primero y envió a Su hijo en propiciación por nuestros pecados y por eso debemos también nosotros amar a Dios y amarnos unos a otros, porque esta es la voluntad de nuestro Padre Celestial (Leer toda la carta de 1 Juan).Hoy es el día de que puedas rendir tu vida a Jesús y poder ser salvo por la eternidad (Romanos 10:8-13).Que el amor y la gracia de Dios nos conceda que Cristo sea nuestra esperanza de gloria y nuestra victoria para cambiar el mundo (Colosenses 1:27, 1 Corintios 15:10, 57). Aleluya.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *