Afirmando nuestra fe en Cristo

Estad alerta, permaneced firmes en la fe, portaos varonilmente, sed fuertes.
1 Corintios 16:13 (LBLA)

Cambiador del Mundo: Solo la gracia de Dios en nosotros los cristianos nacidos de nuevo, nos permitirá velar y estar firmes en nuestro llamado en Cristo. Entendamos con profundidad lo que significa estar velando porque es estar alerta en todo tiempo, no descuidando ni un segundo la tarea de cuidar nuestra salvación con temor y temblor (Filipenses 2:12).
Estar firmes en la fe tiene que ser nuestro mayor desafío considerando que vivimos en un mundo que le ha dado totalmente la espalda a Dios, y está llamándole a lo bueno malo y a lo malo bueno, tal como profetizó Isaías hace muchos años (Isaías 5:20-21).
También el Apóstol Pablo nos exhorta a los hombres en varias de sus cartas a comportarnos varonilmente y a guardar y cuidar nuestra familia en la fe y por supuesto nuestra familia de sangre. Entendamos hoy que esta demanda de Pablo es por causa de que muchos abandonan la fe, empezando siempre con una legítima duda y después se llenan de temores y les cuesta trabajo entender que Jesús siempre está con los brazos extendidos en todo momento para llevar nuestras cargas y ser nuestro descanso para poder permanecer firmes en la fe (Mateo 11:28-29).
*Finalmente Pablo nos pide esforzarnos y no rendirnos aun en medio de las más violentas pruebas porque no estamos solos ya que por la gracia de Dios cuando nos entregamos a Jesús dejamos de vivir en nuestra propia fuerza, Cristo viene a vivir a nuestro corazón, llenándonos de Su Espíritu Santo y fortaleciéndonos para que en El tengamos la victoria y no por fuerza propia (Gálatas 2:20).
Hoy es el día de que velemos, estemos firmes y los hombres podamos ser ejemplo y testimonio en todas las familias de la tierra. Si aun no lo has hecho, pídele a Jesús que sea tu Señor y Salvador (Romanos 10:8-13).
Cristo en nosotros nuestra esperanza de gloria y nuestra victoria que cambia el mundo (Colosenses 1:27, 1 Corintios 15:10, 57). Aleluya.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *