Nuestra vida en Cristo es por fe, no por vista

Porque por fe andamos, no por vista.
2 Corintios 5:7 (LBLA)

Cambiador del Mundo: Es urgente que todos los cristianos que hemos nacido de nuevo, nos fortalezcamos para caminar en la fe de Cristo en nosotros, para que no tengamos temores o dudas cuando se presenten circunstancias adversas y difíciles que Dios permitirá algunas veces para ejercitarnos en nuestro amor, fe y devoción a Él (Gálatas 2:21). Las noticias que constantemente escuchamos afectan a cualquier persona, pero no está supuesto a suceder eso con los hijos de Dios, porque si estamos caminando en el propósito de nuestro Creador, con toda seguridad Él nos guardará y nos respaldará aun en las situaciones más difíciles porque Él siempre va adelante defendiendo y cuidando a Sus hijos. En Cristo dice la Palabra somos más que vencedores y tenemos que proclamar estas palabras siempre, porque es nuestro testimonio el que traerá esperanza a todos aquellos que aún no han venido a Jesús. Nuestra fe viene por el oír, y el oír por la Palabra de Dios, por lo que es importante que dediquemos a diario tiempo para leer la Biblia y poder apropiarnos de todo el consejo de Dios para beneficio de todos alrededor de nosotros (Romanos 10:17). *El mundo por su parte intentará desanimarnos y llenarnos de dudas si tomamos como referencia lo que está sucediendo por las noticias que estamos escuchando de diversas partes. Pero por eso es importante leer la Biblia, porque aun el propio Jesús habló de que en los postreros tiempos que son los de ahora, todo esto y más iba a empezar a suceder, pero los hijos de Dios que somos Su remanente, seremos guardados hasta ser llevados a los cielos porque recordemos que también tenemos un arrebatamiento en el cual debemos creer (Mateo capítulo 24, 1 Tesalonicenses capítulos 4 y 5). Hoy es el día de declarar nuestra fe en Jesús e invitarlo a nuestro corazón y que por Su gracia Cristo sea nuestra esperanza de gloria y nuestra victoria que cambia el mundo (Colosenses 1:27, 1 Corintios 15:10, 57). Aleluya.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *