JAEL OJUEL

Es una pastora de jóvenes que dedica su vida no solo a predicar la palabra de Dios sino que también es una profesional de la salud. Su profesión la ha llevado a altos niveles sociales en donde encontró la oportunidad de hablar de Dios, en conferencias nacionales e internacionales. Forma parte de uno de los equipos más importantes cómo es el de bioética de la Asociación Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (ACIERA).

A los 15 años de edad tuvo su primer encuentro con el Espíritu Santo que cambió su vida. Fue a esa edad que empezó a volcar su visión de evangelista sobre jóvenes, adultos y ancianos. Nació en el ceno de un hogar cristiano y se describe como una persona que coloca pasión y amor a todo lo que hace.

Estudió medicina la cual hoy ejerce como ginecóloga y obstetra en Argentina. Cristiana evangélica desde nacimiento, a partir  su encuentro con Jesús comenzó a servirle con los jóvenes y en las misiones predicando la Palabra de Dios en dondequiera que se encuentre, inclusive en el trabajo, creyendo todo el tiempo en el poder de Dios que opera milagros.

Cada experiencia por medio de su profesión fue el motivo de levantarse y no callar a Jesús sino a expandirlo por todo el mundo. Su lucha por defender las dos vidas le ha permitido debatir sobre el aborto en varios medios a nivel mundial. No existe en estos términos un punto de conexión para ella con el pensamiento feminista abortivo, ya que no se pueden defender la vida y la muerte al mismo tiempo: No existe negocio entre la vida y la muerte. Como médica no niega la existencia de abortos clandestinos, pero sí derriba los datos engañosos que se han dado sobre el tema.

Su mensaje para esta generación va directo al corazón del hombre y cree fielmente que esta nueva generación va a ver el propósito de Dios y su avivamiento:  “Los obstáculos no son frenos, sino trampolines, usémoslo para saltar alto y para llevar la gloria de Dios a todo el mundo”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *