Todas las cosas pertenecen a Jesús

Sí, Padre, porque así te agradó. Todas las cosas me fueron entregadas por mi Padre; y nadie conoce al Hijo, sino el Padre, ni al Padre conoce alguno, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo lo quiera revelar.
Mateo 11:26-27 (RVR1960)

Cambiador del Mundo: A Dios le plació entregarle todas las cosas a Su Hijo Jesús, el Cordero sin mancha que vino a la tierra para dar Su vida por toda la humanidad. Eso no lo entendieron los fariseos ya que argumentaban que Jesús era hijo de José el carpintero y de María. Jesús se revela y se da a conocer a la persona que Él quiera, y es solamente por Su gracia que todos los cristianos nacidos de nuevo, ahora somos hijos de Dios. La relación de Jesús con Dios Su Padre, es única, y toda persona que se convierte al Señor puede también tenerla, porque el Hijo de Dios es el Camino, la Verdad y la Vida. Caminar con Cristo es tomar la cruz, negarse a sí mismo y seguirlo y eso nos costará todo a los que de verdad nos hayamos rendido a Él. No podemos encerrar a Dios en nuestros pensamientos o sentimientos creyendo que Él tiene que hacer lo que pensamos, decimos o imaginamos, porque nos trae frustración y es fruto de un cristianismo inmaduro. *De acuerdo a la Biblia, la promesa de salvación y de vida eterna que tenemos a través de Cristo, nos debe de llevar a la conclusión de que nuestros éxitos materiales aquí en la tierra, no tendrán ningún valor en los cielos y aunque podemos justificarnos con respecto a esto, la realidad es que no debemos vivir afanados sino que busquemos nuestro sustento, abrigo y habitación y estemos contentos y agradecidos a Dios con esto (Mateo 6:19-34). Cristo te ama y te quiere salvar (Romanos 10:8-13). Cristo en nosotros nuestra esperanza de gloria y nuestra victoria que por Su amor y gracia nos permite predicar el Evangelio para cambiar el mundo (Colosenses 1:26-27, 1 Corintios 15:10, 57, Mateo 28:19-20, Juan 15:12-13). Aleluya.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *