Con los humildes está la sabiduría.

Cuando viene la soberbia, viene también la deshonra; pero con los humildes está la sabiduría. La integridad de los rectos los guiará, más la perversidad de los pérfidos los destruirá.
Proverbios 11:2-3 (LBLA)

Cambiador del Mundo: Jesús mismo declaró que viniéramos a Él para hallar descanso y para que aprendiéramos humildad y mansedumbre. Por lo tanto si una persona está caminando en soberbia, entonces no puede acercarse a Dios ni puede aprender sabiduría, ni mucho menos hallar descanso para su alma y por el contrario, la deshonra lo alcanzará (Mateo 11:28-30). A lo largo de todas las Escrituras siempre encontraremos una continua invitación de nuestro Creador para venir a Él con un corazón humilde y permitir que Su gracia, amor y misericordia, hagan una obra en nosotros y que nos enseñen el camino de integridad que un cristiano nacido de nuevo tiene que recorrer, lo cual le permitirá apartarse de la perversidad del malvado, aquel que actúa mal con la persona que confía en él. En su primera carta el Apóstol Pedro, nos da toda una enseñanza de cómo ser un siervo de Dios revestido de humildad, en nuestro trato con nuestro prójimo, sabiendo que Dios resiste a los soberbios pero da gracia a los humildes (1 Pedro 5:5). También el apóstol nos aconseja humillarnos bajo la poderosa mano de Dios para que Él nos exalte a su debido tiempo, echando toda nuestra ansiedad sobre El, porque Él tiene cuidado de nosotros. Además debemos caminar en un espíritu sobrio y estar alertas, porque nuestro adversario y príncipe de las tinieblas de este mundo, anda al acecho como león rugiente buscando a quién devorar. Así que pidámosle a Dios que Su fe no nos falte y que Su gracia nos perfeccione, afirme, fortalezca y establezca en humildad (1 Pedro 5:10). Cristo en nosotros la esperanza de gloria y nuestra victoria que cambia el mundo (Colosenses 1:26-27, 1 Corintios 15:10, 57). Aleluya.

 

Photo by Robert Wiedemann on Unsplash

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *