Guarda mis mandamientos y vivirás

También yo fui hijo para mi padre, tierno y único a los ojos de mi madre, y él me enseñaba y me decía: Retenga tu corazón mis palabras, guarda mis mandamientos y vivirás.

Proverbios 4:3-4 (LBLA)

Cambiador del Mundo: Cada palabra de estos versículos de este proverbio, tienen que remarcar en nuestro corazón la importancia de ser verdaderos hijos de Dios, pedirle que ponga Su obediencia a través de Su Espíritu Santo en nosotros y que permita que retengamos en nuestro corazón todas Sus palabras y Sus mandamientos, porque estos son los que nos dan las promesas de salvación y vida eterna a través de nuestra fe en nuestro Señor Jesucristo. La familia es hoy por hoy la entidad más atacada por el mundo y su príncipe de tinieblas que lo gobierna (2 Corintios 4:1-6), porque se sabe que una familia unida en el propósito de Dios, puede impactar y cambiar el mundo. Pero tristemente vemos hoy hijos abandonados, huérfanos, y aun los bastardos, (hijos fuera de matrimonio) y nunca los quisieron reconocer sus padres. Entonces es obvio que ellos no creen que en el cielo habita Dios que es un Padre bueno y misericordioso, porque lo culpan a Él, pensando que por su causa estos hijos sin padres o con familias destruidas, están viviendo todo eso, creyendo que Dios se tiene la culpa, porque no saben lo que nos enseñan las Escrituras y por supuesto tampoco tienen una relación íntima con su Creador. Por eso es necesario que como cristianos verdaderos anunciemos un Evangelio lleno de la gracia, el amor y la misericordia de Dios, para que le dé oportunidad a todo aquel que se quiera arrepentir y creer en Jesús, empezar una nueva vida llena de promesas y de esperanza, porque nunca es tarde para levantar los ojos al cielo y recibir el socorro del Altísimo (Salmo 121). Cristo en nosotros nuestra esperanza de gloria y nuestra victoria que nos ha provisto la gracia para poder cambiar el mundo (Colosenses 1:26-27, 1 Corintios 15:57, 1 Corintios 15:10). Aleluya.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *