Enrique Colillanca Hernández

Originario de la Cuidad de Puerto Montt, comenzó a asistir a una iglesia Las Asambleas de Dios a temprana edad de la mano de su padre, René Colillanca.

Recuerda que su padre lo llevó a una escuela dominical, su primer contacto con la iglesia y luego a un culto de un día miércoles, entre los 6 y 7 años.

A partir de ese momento nunca dejaría de asistir a la iglesia, especialmente la querida Escuela Dominical, donde recibiría su formación bíblica y conexión con todo lo demás.

Prontamente toda la familia comenzó a asistir a la iglesia, compuesta por su padre, René Colillanca, su madre Leonila Hernández y su hermana Patricia Colillanca Hernández y Eugenio Colillanca Hernández. Con una diferencia de 11 años respecto a Eugenio nace Marcela Colillanca Hernández.

Desde niño tuvo una activa participación en la iglesia local.

Fue a la edad de 18 años que definitivamente toma una decisión de seguir a Jesús firmemente y bautizándose, incorporándose como miembro de la iglesia local, participando en el departamento juvenil y recibiendo la preparación que le permite colaborar como maestro de la Escuela Dominical. Además de recibir formación teológica a través de cursos ministeriales por extensión.

El rock y alternativas cristianas

Enrique creía que había alternativas al rock “secular” por bandas cristianas que le dejasen un mensaje que le edificará espiritualmente, en un tiempo donde la información no era masiva. Stryper, Darrell Mansfield Band, Alejandro Alonso son los primeros exponentes. Solo de Petra existía un artículo publicado un Diario nacional.

Primer contacto con las comunicaciones radiales

Entre 1984 y 1986 comenzó a incursionar junto a su hermano Eugenio en un experimento básico de construcción de un pequeño transmisor radial en F.M., el cual termina despertando el interés en este medio. Colaboran en la edición de algunos programas radiales que conducía el pastor de la iglesia local.

Los años Noventa

Serían a comienzos de los años Noventa donde participa de manera activa junto a sus hermanos de un proyecto radial, introduciendo toda la música de la renovación de la alabanza, como Marcos Witt, Marcos Barrientos, Miguel Cassina, Jorge Lozano y tantos otros.

El rock formaría parte de la programación, con bandas como Petra, Darrell Mansfield Band, Alejandro Alonso, Heart-U-Heart, Stryper,  junto a primeros exponentes del rap, y una amplia variedad de música que no formaba parte de la programación ni programas, en una ciudad de gustos más tradicionales.

En el año 1993 Puerto Montt cuanta con la primera radio profesional cristiana en F.M.

A meses después de su inauguración participa con un espacio gratuito para desarrollar un programa titulado Perspectiva Bíblica, que analizaba la actualidad a la luz de la Palabra de Dios junto a la música contemporánea junto a Patricia.

Más adelante da inicio a Club Km90, un programa juvenil mucho más musical, donde incluye el rock, metal, blues, rap, hip hop, dance, house y electrónica en general hasta el año 2006.

Los años noventa fueron intensos combinando el pastorado y las comunicaciones radiales.

 

2010 el retorno

Entre los años 2006 a 2010 estuvo más enfocado al ministerio pastoral y familiar.

Después de este tiempo de silencio los hermanos Colillanca Hernández vuelven a conversar acerca de las comunicaciones radiales, de eventos, de hacer algo distinto, gestándose los primeros pasos para dar forma a lo que es hoy Puerto Rock Cristiano.

Hoy

Enrique a los 52 años y a punto de cumplir los 53 años ejerce el pastorado de la Iglesia Cristiana Génesis y la dirección de Puerto Rock Cristiano. Conduce junto a la participación de George Rock (Colombia) y Yusniel Valdés (Cuba) el programa radial Vida y Rock. Junto a su hermana y amiga de siempre, Patricia, conducen el programa de TV Una Tarde Diferente, por el canal 79 de VTR.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *