Escogidos para ser hijos de Dios

Según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado.
Efesios 1:4-6 (RVR1960)

Cambiador del Mundo: Es una gran bendición el saber que Dios nuestro Padre Celestial nos bendijo y nos escogió en Cristo desde antes de la fundación del mundo y hoy los cristianos nacidos de nuevo podamos disfrutar de una vida nueva sin mancha ni arruga delante de nuestro Creador, Rey y Señor. Hasta que venimos a Jesús y lo declaramos nuestro Señor y Salvador, es que el velo que cubría nuestros ojos es quitado y gracias a eso, ahora podemos tener la Biblia como nuestro manual de vida y enterarnos que hemos sido adoptados como verdaderos hijos de Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo para la gloria y alabanza de Su gracia. El Apóstol Pablo en su carta a los Romanos, nos escribe de la revelación que tuvo cuando se convirtió al cristianismo de que ninguna condenación hay para los hijos de Dios, los que están en *Cristo Jesús, los que ya no andan conforme a la carne sino conforme al Espíritu, y esa ley del Espíritu de vida que tenemos en Cristo Jesús, nos ha librado de la ley del pecado y de la muerte. Y ahora todos los que somos guiados por el Espíritu de Dios somos hijos de Dios, porque hemos recibido el Espíritu de adopción por el cual clamamos Abba Padre. El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu de que somos hijos de Dios y herederos con Cristo (Romanos capítulo 8 ). Hoy es el día de nuestra salvación. Si todavía no eres hijo de Dios hoy es el día para recibir a Jesús en tu corazón (Romanos 10:8-13). Cristo en nosotros nuestra esperanza de gloria que cambia el mundo (Colosenses 1:27). Aleluya.

 


https://devocionalescristoennosotros.wordpress.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *