El poder es de Dios

Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.
Hechos 1:8 (RVR1960)

Cambiador del Mundo: El mundo pierde el tiempo buscando tener poder para desarrollar su egoísmo, soberbia e iniquidad, y esto se origina porque la gente que está viviendo para estas metas, no conocen a Dios ni mucho menos Su Palabra. Antes de regresar al cielo, después de toda Su obra de redención aquí en la tierra, Jesucristo les encargó a Sus apóstoles lo que tendrían que hacer para recibir poder junto con el Espíritu Santo de Dios, para predicar el evangelio en todas las naciones. Estas palabras solo las entenderá una persona cristiana que ha nacido de nuevo y ahora disfruta de la gracia y el amor de Jesús en su vida. *Un cristiano lleno del poder de Dios, es sin lugar a duda una persona que ha entendido quién es, hacia dónde se dirige y para qué vino a la tierra. Esta identidad y entendimiento solamente pueden venir de tomar la Palabra de Dios como la instrucción divina y nuestro manual de vida, por lo tanto la única manera de ir en contra de la maldad de este mundo, es permitiendo que el carácter y la vida misma de Cristo se forme en nosotros por medio del poder del Espíritu Santo. Pablo lo enseñó en su carta a los Gálatas a quienes dijo que estaba sufriendo como dolores de parto y lo iba a soportar hasta que Cristo se formara en todos ellos (Gálatas 3:19). Podemos concluir pidiéndole a Dios que no permita que seamos desviados de nuestra fe y confianza en El, aunque sabemos que la batalla en el día a día de nuestra vida va a ser imposible para el hombre pero posible para Dios. Cristo quiere entrar hoy a tu vida si le abres tu corazón (Romanos 10:8-13). Y por la gracia de Dios que Cristo sea en nosotros nuestra esperanza de gloria y nuestra victoria que cambia el mundo (Colosenses 1:26-27, 1 Corintios 15:10, 57). Aleluya.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *