Los tiempos de Dios para Sus escogidos

De cierto, de cierto te digo: Cuando eras más joven, te ceñías, e ibas a donde querías; más cuando ya seas viejo, extenderás tus manos, y te ceñirá otro, y te llevará a donde no quieras. Esto dijo, dando a entender con qué muerte había de glorificar a Dios. Y dicho esto, añadió: Sígueme. Juan 21:18-19 (RVR1960)

Cambiador del Mundo: Nuestro Señor Jesucristo, después de estar pidiéndole a Pedro tres veces que declarara su amor hacia Él, le dio una última instrucción y era acerca de la importancia de los tiempos en su llamado, y por supuesto, fue la profecía que Jesús le dio de las pruebas que iban a venir sobre él, para que nada lo sorprendiera durante su caminar cristiano. Jesús le recordó su juventud cuando fue llamado a seguirlo y que dejo de ser un pescador físicamente, para convertirse en un pescador de hombres (de almas) para salvar vidas, pero ahora le advertía que por causa de su servicio a Dios, terminaría como un mártir de la fe. Nuestro Señor le habló resaltándole que conforme él testificara Su Nombre y fuera una persona entrada en años, él extendería sus manos para que otro lo ciñera y lo llevara a donde Pedro no querría ir. Todo esto fue para darle a entender cómo moriría y que por cierto su muerte fue en una cruz pero de cabeza. *Todos nosotros los que venimos a Cristo debemos entender la gran responsabilidad de nuestro llamado y de que El cumplirá Sus promesas sobre aquellos que mantengan la fe en Su Nombre y su vida entregada al evangelio. Así es que esto que está escrito en la Biblia, no es solo para Pedro y el resto de los Apóstoles, sino una exhortación para todos los siervos de Dios en todos los tiempos que abran su corazón a Jesús (Romanos 1:16, 10:8-13). Cristo en nosotros nuestra esperanza de gloria y nuestra victoria que por Su amor y gracia nos permite predicar el evangelio para cambiar el mundo (Colosenses 1:26-27, 1 Corintios 15:10, 57, Mateo 28:19-20, Juan 15:12-13). Aleluya.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *