El Señor reinará para siempre, tu Dios, oh Sión, por todas las generaciones.

El Señor reinará para siempre, tu Dios, oh Sión, por todas las generaciones. ¡Aleluya!

Salmos 146:10 (LBLA)

Cambiador del Mundo: En este Salmo la promesa de que Dios reinará para siempre, y que Él es nuestro Dios y lo será de generación en generación, tiene que darnos seguridad para que a pesar de lo que esté sucediendo alrededor nuestro, confiemos que Dios es más grande que nuestros problemas y que nada ni nadie nos puede separar del amor de Cristo. En el libro de Romanos 8:29-39 nos enseña la Biblia que Dios nos escogió y predestinó para hacernos conforme a la imagen de Su Hijo y a todos los que llamó a estos también justificó y glorificó. Así que si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros? Pues Dios no escatimó ni a Su propio Hijo sino que lo entregó por todos nosotros ¿cómo no nos dará con El todas las cosas? ¿Quién podrá acusar a los escogidos de Dios? pues Dios es el que justifica. ¿Quién es el que condenará? Pues Cristo es el que murió y también resucitó y está a la diestra de Dios Su Padre intercediendo por nosotros. Por lo tanto nadie nos podrá separar del amor de Cristo, ni tribulación, ni angustia, ni persecución, ni hambre, ni desnudez, ni peligro, ni espada. Antes bien en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de Dios y de Jesús que nos amaron. Que nuestra fe nunca decaiga y nos de este entendimiento que no hay nada que nos pueda separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro. Necesitamos leer la Biblia para que nuestra fe se fortalezca día a día y la llenura de la Palabra de Dios en nosotros, dará como fruto unos verdaderos cristianos nacidos de nuevo, que no temen de las malas noticias porque saben que tienen un padre en los cielos que ha dejado en la Biblia las buenas nuevas del Evangelio. Cristo en nosotros la esperanza de gloria que cambia el mundo (Colosenses 1:27). Aleluya.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *