El Señor guarda a todos los que le aman

El Señor guarda a todos los que le aman, pero a todos los impíos destruirá. Mi boca proclamará la alabanza del Señor; y toda carne bendecirá su santo nombre eternamente y para siempre.

Salmos 145:20-21 (LBLA)

Cambiador del Mundo: La única seguridad de que Dios nos guarde, es para aquellos que le aman, que glorifican Su Nombre, que buscan día y noche de Su presencia, que se deleitan en la Biblia, porque aman el consejo de Dios. Quienes amamos a Dios le alabamos y proclamamos Su Nombre a toda hora porque queremos que muchas almas vengan al arrepentimiento y se conviertan a Cristo y también bendigan Su Santo Nombre eternamente y para siempre. En la carta a los Filipenses el Apóstol Pablo nos enseña que daba gracias a Dios siempre, e intercedía en oración por estos hermanos que habitaban en Filipos, para que tuvieran comunión unos con otros en el Evangelio y para que supieran que si Cristo había entrado a sus corazones, y había comenzado la buena obra en ellos, El mismo la perfeccionaría y la terminaría en sus vidas, para que estuvieran listos en el regreso del Señor. También clamaba Pablo para que el amor en esta iglesia, fuera abundante a fin de que aprobaran lo mejor para que estuvieran preparados e irreprensibles para el día de Cristo, para alabanza y gloria de Dios (Filipenses 1:1-11). En esta misma carta también se nos enseña que para nosotros el vivir debe ser Cristo, y el morir ganancia, dándonos a entender que ya sea física o espiritualmente, tenemos que estar preparados para el día que se nos llame a la presencia de Dios, así que sea que vivamos o que muramos, podamos tener el gozo de nuestra salvación presente y predicárselos a muchos, porque es necesario que todos sepan las grandes y maravillosas obras que Dios hizo con nosotros Sus hijos, Su amada Iglesia. Cristo en nosotros la esperanza de gloria que cambia el mundo (Filipenses 1:21-26, Colosenses 1:26-27, Mateo 28:19-20). Aleluya.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *